//Información técnica

Información técnica

Origen del turboalimentador

Aunque se habla mucho hoy de los motores turboalimentados, los mismos no son el producto de una tecnología tan reciente como pueda parecer. El proceso de la turboalimentación en realidad, tiene su historia vinculada a la aviación. Con una presión mayor que la atmosférica en los cilindros, se compensaba el problema del aire enrarecido a grandes altitudes. Paralelamente, el motor también aumentaba su potencia, lo que después se convirtió en un nuevo recurso para los autos de carreras en la década de los 30. Actualmente, consagrados con una versión perfeccionada del motor común, de aspiración natural, gradualmente los motores turboalimentados se incorporan a la industria de motores pesados y livianos, como por ejemplo: motores que equipan camiones, pick-ups, automóviles, barcos, etc.

Descripción del turboalimentador

El turboalimentador se compone de un compresor de aire centrífugo, directamente ligado a una turbina centrípeda.

El rotor del compresor y el de la turbina están conectados por un eje, sustentados por bujes flotantes, alojados en una carcasa central. El compresor centrífugo consiste en una carcasa de aluminio y de un rotor. La turbina centrípeda es formada por una carcasa de hierro fundido y por el eje rotor. La carcasa central se compone del plato del compresor, protector térmico, anillos de seguridad de los bujes, bujes radiales, cojinetes axiales, collar centrífugo, anillos de pistón y anillos de sellado.

Nociones del funcionamiento de un turboalimentador

De toda la energía producida por un motor de combustión interna, solamente una tercera parte es utilizada para el movimiento del motor, otra tercera parte se disipa a través del sistema de refrigeración y el resto se desperdicia en la forma de gases de escape. El turboalimentador aprovecha la energía producida por la expansión de estos gases para girar el eje rotor de la turbina, el cual alcanza rotaciones que varian de 3.000 a 130.000 RPM. Estando unido por un eje común al rotor del compresor, éste gira a la misma velocidad, aspirando el aire del filtro y comprimiendolo a través de la carcasa del compresor para el interior del cilindro.

Componentes del turbo y sus funciones

  1. Carcasa compresora y rotor del compresor: El compresor de aire centrífugo tiene la función de aspirar el aire atmosférico y comprimirlo para el interior del cilindro, llegando a alcanzar hasta tres veces la presión atmosférica.
  2. Carcasa central: recibe aceite lubricante del proprio motor y sirve de sustentación al conjunto eje de la turbina y al rotor de compresor que flotan sobre bujes radiales.
  3. Eje y carcasa de la turbina: La turbina centrípeta es accionada por la energía térmica de los gases de escape y tiene como función impulsar el compresor centrífugo.

Beneficios obtenidos con un turboalimentador

Mayor Potencia: Al entrar mayor cantidad de aire al cilindro, el motor automáticamente puede quemar una mayor cantidad de combustible y tener así un aumento significativo de su potencia, el cual varía en torno de + a – 20%.

Menor Consumo de Combustible: La cantidad de combustible consumida por un motor turboalimentado es aproximadamente 10% menor a la de un motor naturalmente aspirado. Esto ocurre porque el motor turboalimentado aprovecha totalmente el combustible.

Eliminación del Humo: Un motor turboalimentado es básicamente un motor limpio. Cuando se dispone de un volumen mayor de aire en el cilindro, hay seguridad de una quema perfecta de los gases, evitando el desperdicio del combustible y eliminando el humo.